La prensa escrita continua atravesando un momento de reconversión del negocio que aun no ha encontrado una respuesta válida. Todos los medios del mundo están probando distintas alternativas al modelo tradicional con la distribución online de las noticias.

En julio 2010, The Times dejó de ofrecer contenidos gratuitos para pasarse a un modelo de suscripción de pago. Como consecuencia, en pocas semanas vio como su audiencia caía considerablemente y luego los medios publicitarios  retiraban su inversión en el medio online. Los anunciantes mencionan que no están interesados en insertar publicidad sino hay tráfico; que no tiene sentido seguir invirtiendo porque en Internet existen muchas más opciones para llegar al target, no solo los diarios.

En Londres durante  la novena Cumbre Internacional de Noticias Wanifra, Arthur Sulzberger Jr., editor de The New York Times, ha dicho que el futuro del periodismo escrito no está en el papel sino en los soportes digitales, hasta llegó a comentar que en el futuro se dejará de imprimir.

Hace 5 años, el 11 de septiembre de 2005, en Argentina se relanzó el diario Perfil con una estrategia diferente y revolucionaria para ese momento: se editó solamente los domingos, que es cuando se da la mayor venta; posteriormente también comenzó a publicarse los sábado, siempre manteniendo la edición digital actualizada 24/7 que actualmente tiene unos de los mayores tráficos online de Argentina.

Los ingresos de la prensa tradicional escrita, tanto de la venta de ejemplares como de la publicidad en papel, están en descenso y los ingresos de publicidad de Internet no son suficientes para compensar esta reducción. Este escenario, fuerza a buscar y probar diferentes estrategias para recuperar ingresos: adecuar las estructuras, conceptos de pago por contenidos online ó suscrpciones, modificando frecuencias de impresión, acceso restringido a exclusivas… pero también es difícil tener una exclusiva con tantos contenidos gratis online.

El mundo de las noticias tendrá inevitablemente un profundo y permanente cambio, como también las organizaciones de creación y distribución de contenidos, agencias de medios, de publicidad y compra de medios. El usuario/anunciante tiene acceso a contenidos en todo momento y lugar, la ubicuidad se ha convertido en una de las palabras de moda.

Puede ser que los medios en un futuro sean agregadores de información y con la ayuda de la tecnología, poder  filtrar y editar las noticias, además de lograr  la diferenciación en base a contenido de opinión, análisis, informes únicos y exclusivos de autores y personajes relevantes. Sin olvidarnos de la personalización y relevancia que puedan ofrecer a sus usuarios.

Las redes sociales en algunos casos también se han convertido en medios de información y el usuario elige a quién leer, no qué leer, como pasa en Twitter.

Las noticias hoy están gratis en el mundo online y ésto muy difícilmente cambiará.

Noticia relacionada de Jeff Jarvis en el periódico El País: El futuro del periodismo digital

Noticia relacionada: Why newspapers can’t stop the presses

Anuncios