Este año que se está terminado, ha marcado un punto de inflexión en como la sociedad y la población se relaciona con todos los aspectos sociales, políticos y económicos con los que conviven. Hay dos situaciones relevantes que considero han determinado este cambio:

Los indignados, un movimiento social que comenzó en mayo en Plaza Sol – Madrid-y  se extendió por toda Europa, cruzando el océano hasta EEUU. Gente común y corriente, se dio cuanta que políticos y banqueros juegan con el futuro de todos por la simple codicia del poder y del dinero. Además, los estados se han dado cuenta que ellos, al igual que la población, se endeudó mas de lo que debía y deben cuadrar sus cuentas a costa del bienestar de las personas normales.

La tecnología. Aquello que parecía tan difícil de entender, cada vez más está al alcance de todos. La movilidad, las redes sociales y el acceso a Internet 24/7 han producido cambios en la manera que las personas se comunican y organizan. El fácil acceso a la información, algo que fue siempre tan valioso, ahora está al alcance de la gente y todos nos transformamos en diferentes tipos de periodistas.

 La mezcla entre la rebelión de la gente normal por el abuso del poder de las instituciones y la comunicación surgida de las redes sociales, han dado como resultado una nueva sociedad mundial, que quiere mayor participación en las decisiones que les afecta en su vida.

2012, será seguramente un año de evolución, la incógnita es ¿cuál dirección tendrá?

Anuncios